Artículos

Signos ortográficos y signos de puntuación

Publicada en

Conviene aclarar primeramente la diferencia que existe entre signos ortográficos y signos de puntuación. Exceptuando letras y números, signos ortográficos son todos aquellos que ayudan a la comprensión de un texto, que facilitan entender lo que se está leyendo. Dentro de los signos ortográficos, los signos de puntuación permiten entonar las frases y darles su […]

Artículos

Comillas: tipos y modo de empleo

Publicada en

Comillas (Cantabria) En ortotipografía, existen tres tipos de comillas: ‘ simples’ “inglesas o redondas” «castellanas, angulares o sargentas» Las comillas inglesas o redondas y castellanas, angulares o sargentas son equivalentes y, básicamente, tienen dos funciones: 1- Encerrar frases textuales. Juana me dijo: “Es lo que hay”. 2- Enmarcar palabras sobre las que se pone especial énfasis, sobrenombres, […]

Artículos

Escribiendo diálogos I

Publicada en

Las palabras pronunciadas por los protagonistas (de una novela, por ejemplo) en un diálogo comienzan en una nueva línea con un guion largo o raya: —Espero que cumplas lo prometido. Podemos incluir una explicación indicando quién habla: —Espero que cumplas lo prometido —dijo Juan. No se pone punto después de “prometido” ni guion largo al final. […]

Artículos

La coma, esa pequeña gran olvidada

Publicada en

Resulta evidente que los ataques contra la lengua escrita arrecian en los últimos tiempos y se producen en todos los frentes. No obstante, no podemos dejar de mencionar las agresiones que sufre el aparentemente más insignificante signo de puntuación: la coma. Incluso en prestigiosos diarios de la prensa escrita, pareciera que la coma y sus hermanas […]

Artículos

A más puntos suspensivos… ¿más suspense?

Publicada en

Puntos suspensivos Lo vemos por todas partes. Asistimos a una explosión demográfica de los puntos suspensivos, ese trío que, repentinamente, se ha puesto a procrear no contento con su condición dando lugar a auténticas comunidades de puntos suspensivos. ¿Por qué limitarme a tres si puedo escribir seis, diez, doce, cuarenta puntos suspensivos…? Pues porque los […]