Artículos

Fragmento de ‘La cocina de la escritura’, de Daniel Cassany

[…] En resumen, los revisores aprendices solo saben revisar en la superficie del texto, con unidades locales como letras, palabras o expresiones que leen y rectifican instintivamente cuando detectan alguna falta. Actúan sobre todo con criterios de corrección y gramática, intentando eliminar los defectos del escrito. Suelen sentir la revisión como una operación enojosa, aburrida, mecánica, que se tiene que realizar obligatoriamente y que –¡qué remedio!– hacen con rapidez y desgana.

En cambio, los expertos se mueven en todos los niveles del texto, también con unidades globales y más profundas como ideas, párrafos, puntos de vista, enfoques, etc. No esperan encontrar problemas para actuar y pueden rehacer frases o ideas ya correctas para darles una forma o un sentido mejores. […] No les provoca más pereza o aburrimiento que otras operaciones de la escritura […].

https://www.amazon.es/cocina-escritura-Argumentos-Daniel-Cassany/dp/8433913921/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1542738155&sr=8-1&keywords=la+cocina+de+la+escritura+cassany