¿Mayúsculas o minúsculas después de dos puntos?

Manuel Seco, en su Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española, indica que los dos puntos equivalen, como pausa, a la del punto. En su caso, sin embargo, el pensamiento o lo que se quiere expresar no ha concluido. Enumera cuatro posibles situaciones (realmente son cinco, pero la quinta no nos convence mucho) para emplearlos:

  1. Cuando preceden a una enumeración explicativa. Había tres animales: dos perros y un gato.
  2. Cuando preceden a palabras textuales que se citan. Ya se sabe: No por mucho madrugar amanece más temprano.
  3. Preceden a una oración explicativa de la anterior. Tomaron todas las medidas pertinentes: interrogar a los sospechosos, recopilar información y consultar las fichas.
  4. Después del encabezamiento de una carta (o correo electrónico). Muy señor mío: Por la presente, le hago saber…

Señala asimismo que debe evitarse el uso de los dos puntos entre una preposición y el sustantivo por ella introducido. Editado por: Luis Gómez. Ilustraciones de: Juan Navarro.

Continúa explicando que lo correcto es emplear mayúscula después de los dos puntos en los casos 2 y 4, mientras que las minúsculas se utilizan en 1 y 3 no sin antes puntualizar que la RAE dicta que la utilización de mayúsculas o minúsculas es indiferente en los casos anteriores, pero “que en realidad no es así”. Curiosa puntualización teniendo en cuenta que viene de un académico, aunque cosas más raras se han visto. ¿Verdad, señor Pérez Reverte?

Sea como sea, estamos con usted, don Manuel.

Por correctordetextos.com

 

 

Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.